fbpx

Como les contamos en notas anteriores, desde el año pasado comenzamos a trabajar acompañando a las familias con sus proyectos de huerta. Estos nuevos proyectos se suman a las huertas que impulsamos junto a las escuelas, con el objetivo de poder alcanzar a toda la comunidad. 

Este mes, les compartimos los avances de dos proyectos muy especiales, que se desarrollaron gracias al gran compromiso de la comunidad. 

Escuela N°657 de Pampa del Infierno – Chaco

La escuela N°657 de Pampa del Infierno, tiene una larga historia junto a Huerta Niño. Nuestro equipo los acompaña en el desarrollo y crecimiento de su proyecto de huerta desde el año 2014 y, desde fines del 2019, estamos trabajando con la comunidad para una gran ampliación de su espacio de huerta, sumando un invernadero. 

Este proyecto, como otros, se vio demorado por la pandemia y el año pasado estuvimos en contacto con la escuela para gestionar las compras y las entregas de los materiales para el nuevo invernadero. 

La comunidad de docentes y familias está muy comprometida con su espacio de huerta. Y desde que la situación de pandemia comenzó a permitir algunas actividades presenciales, los docentes y trabajadores de la escuela tuvieron un avance increíble en la construcción. 

En unas semanas, entre dos docentes y un miembro del personal auxiliar de la escuela armaron toda la estructura con los postes y maderas donados por Huerta Niño y nos compartieron su gran invernadero casi completo. 

En las próximas semanas ya estaban preparando y coordinando la colocación del polietileno, el último paso para que ya quede todo listo. 

Invernadero Pampa del Infierno
Estructura invernadero
Construcción Invernadero

Escuela N°604 de Bernardo de Yrigoyen – Misiones

Durante el mes pasado, nuestro equipo de Proyectos de Huerta estuvo en contacto con Orlando, docente de huerta de la escuela. 

Huerta en Casa Bernardo de Yrigoyen

Actualmente estamos acompañando a la escuela para completar la construcción de su espacio de huerta, con la colocación del cerco. 

Además, Orlando nos contó que el proyecto de huerta de la escuela, se replicó en las casas de los alumnos y alumnas. 

Entre la escuela y las familias, se comparten semillas y plantines, para que todos los proyectos vayan avanzando. Las familias incluso comparten plantas aromáticas para la huerta escolar. 

¡Que bueno poder acompañar a estas grandes comunidades, que tienen tanto compromiso con sus huertas! 

¡Felicitaciones por su gran trabajo! 

Si querés sumar a tu escuela al Programa “Mi Huerta”, escribinos a proyectos@mihuerta.org.ar