fbpx

Nuestros Programas

Trabajamos con la escuela y con las familias aportando recursos para la infraestructura, insumos y capacitación para la autoproducción sostenible de alimentos de alto valor nutricional, sanos e inocuos; producidos localmente con responsabilidad y compromiso ambiental.

Fortalecemos la dimensión educativa de cada proyecto para que los saberes y los hábitos alimentarios y de cuidado del medio ambiente se arraiguen desde la niñez.

Así, consolidamos la seguridad y la soberanía alimentaria en Argentina, de la mano de cada comunidad.

Nuestros ejes de trabajo

Nutricional

La cosecha se destina al comedor escolar y a las familias, asegurando una dieta diversificada con un mayor aporte de nutrientes.
De esta manera, se cumple de manera óptima el objetivo nutricional, ya que la mitad de un plato saludable debe estar compuesto por frutas y verduras

Educativo

La huerta es transversal a la currícula e involucra a todas las materias.
Además, se promueven cambios de hábitos alimenticios y una mayor conciencia acerca de cómo alimentarse saludablemente. 

Comunitario

Se aportan soluciones de fácil implementación y se trabaja para que el impacto trascienda a la escuela y la alimentación de la comunidad sea más sana. El proyecto incluye a las familias desde la construcción y capacitación de huerta, para que puedan replicar el proyecto en los hogares.

Programa «Mi Huerta»: la huerta escolar

Con más de 20 años de trabajo junto a comunidades de todo el país, sabemos que el hambre tiene respuesta sustentable y probada: la huerta educativa y productiva.
Contamos con un diagnóstico actualizado que da cuenta de las necesidades de cada comunidad. Esta información nos sirve para adaptar nuestros programas y para dar un inmediato apoyo a las comunidades, además de seguir fortaleciendo a las más de 650 comunidades con las que trabajamos en todo el país.

¿Cómo lo hacemos?

Un proyecto de huerta se gestiona a lo largo de 12 meses.
En Huerta Niño recibimos el pedido de apoyo de una institución educativa para llevar adelante su proyecto de huerta escolar. Es indispensable para el éxito de cada proyecto que podamos evaluar su integralidad, sus objetivos y las expectativas de cada comunidad.
Es por eso que viajamos para relevar el proyecto, conocer a la comunidad y adaptar la propuesta para que podamos avanzar en su construcción. Dado el contexto, hoy lo hacemos virtualmente con herramientas digitales y de geolocalización. Una vez seleccionado, determinamos la línea base para medir el impacto social futuro.
El cumplimiento de este proceso nos ha demostrado ser esencial para garantizar la sustentabilidad de cada proyecto. A partir de la aprobación interna, recurrimos a la gestión de fondos y la posterior puesta en marcha de la huerta. Es el comienzo de un proceso de transformación comunitaria.

Compras

Inicio del proyecto

Inicia la gestión integral de compras con técnicos y proveedores locales.

Persona en Huerta

Primera Etapa

La comunidad comienza la capacitación y construcción del espacio de huerta

Plantin

Segunda Etapa

(Entre 1 y 6 meses después)

Docentes y alumnos inician acercamiento a la experimentación de huerta y primeras cosechas

Educacion

Tercera Etapa

(Entre 6 y 12 meses después)

Se desarrollan intervenciones educativas sobre bienestar nutricional y medio ambiente

Proyecto Sustentable

Proyecto Sustentable

(A partir de los 12 meses)

Programa «Huertas Familiares»

Manos en la huerta

Partiendo del proyecto escolar, hacemos extensivo nuestro apoyo a las familias con una metodología similar a la gestión del proyecto de huerta escolar, fortaleciendo la seguridad alimentaria de las familias a través de la escuela, con capacitación, provisión de recursos y acompañamiento.

Según nuestros relevamientos, realizados en el contexto de la Covid-19, la mitad de los proyectos de huerta escolar sigue dando respuestas a la comunidad, aun con las escuelas cerradas. Mediante nuestro apoyo, las familias participantes también pueden tener proyectos de huerta en casa, para autoabastecerse.

Acompañar a las familias que cultivan e impulsar a las que aún no lo hacen, es fundamental y urgente.

Programas que fortalecen nuestro trabajo

Programa educativo: la huerta en el aula

Por medio del programa educativo se fortalece la educación nutricional y medioambiental y se impulsa el cambio de hábitos desde la escuela.
Además de los talleres, Huerta Niño diseñó material propio pensado para que los y las docentes puedan seguir trabajando a partir del proyecto de huerta, con material pedagógico atractivo y sólido, tanto digital como físico. Nuestro objetivo es acompañar a las escuelas, ya sea que estén trabajando de manera virtual o presencial.
Huerta Niño también brinda capacitaciones al público en general sobre huerta y hábitos saludables.

Niños y Niñas

Programa de Compost: alimentando a la huerta

El Programa de compost continúa creciendo y ahora abastece a las familias, como apoyo al programa de huerta familiar. Anualmente, Huerta Niño produce 70 toneladas de compost para que las escuelas y las familias tengan acceso a sustrato de alta calidad. Cuidamos nuestro medio ambiente, producimos más y mejores cultivos y enseñamos a gestionar los residuos en forma sustentable.

Espacio sustentable: huerta demostrativa

,Huerta Niño está construyendo un espacio modelo de Huerta Demostrativa para realizar jornadas y talleres para las comunidades escolares, voluntarios e interesados en general. Este modelo de producción hortícola va a permitir experimentar, adquirir conocimientos y percibir la alimentación como un proceso integral y sostenible.
Las personas interesadas en realizar cursos y talleres que hoy lo realizan en forma virtual, en breve podrán interactuar para fijar los conocimientos o complementar su proyecto con recursos y servicios que faciliten la construcción de su propia huerta.

Niños y Niñas