fbpx

Este mes vamos a contarte sobre las prácticas tradicionales de asociación y rotación de cultivos y sus beneficios para la huerta.

La rotación y asociación de cultivos son dos prácticas muy importantes para conservar la salud del suelo de una huerta y favorecer el desarrollo natural de los vegetales sin utilizar agregados químicos.

Rotación de cultivos:

Consiste en alternar plantas de distintas familias y que tienen necesidades distintas, en un mismo lugar. De esta manera, al rotar y alternar las verduras que sembramos, cambiando los espacios, logramos reducir el agotamiento del suelo. Así, las raíces de las distintas plantas que se cultiven podrán explorar todas las capas de la tierra y nutrirse equilibradamente.

Tomates

A continuación incluimos algunos ejemplos de cómo rotar los cultivos. La propuesta es, después de sembrar verduras de alguno de estos grupos, a la temporada siguiente se debe sembrar en el mismo espacio una verdura que pertenezca a otro de los grupos, porque cada uno de estos grupos requiere distintos nutrientes: 

Hortalizas de raíz y tubérculos como la batata, rabanito, remolacha y zanahorias.

Hortalizas de fruto como la berenjena, melón, pepino, sandía y tomate.

Hortalizas de hoja verde como la acelga, rúcula, lechuga y puerro.    

Asociación de cultivos:

Consiste en la plantación conjunta de distintos cultivos. Asociar las plantas entre sí trae muchos beneficios, ya que no todas compiten por la luz, los nutrientes, ni el agua de la misma manera y pueden complementarse. Las asociaciones tienen efectos protectores frente a plagas porque algunas plantas repelen insectos mientras que otras atraen insectos benéficos.

Lechuga

La manera recomendada de decidir las asociaciones es sembrar una verdura de hoja, una de fruto y una de raíz.

Estos son algunos ejemplos de cultivos que se fortalecen al asociarlos:

-Radicheta, berenjena, batata y caléndula

-Rúcula, morrones, rabanito

-Puerro, zanahoria, lechuga

Otras asociaciones pueden ser: tomate, lechugas y albahaca.

 

¡Esperamos que estas prácticas puedan nutrir mejor tu huerta!