fbpx

El pasado 13 de agosto en la escuela N°905 de Marcos Paz se realizó un voluntariado liderado por Pablo Capuccio, Pablo Rouaux, Miguel Warlies, del equipo de Huerta Niño y 17 voluntarios de la empresa Telefónica.

La escuela cuenta con 360 alumnos a los que se les brinda el desayuno, el almuerzo y la merienda en el comedor escolar.

En total, el equipo docente consta de 27 maestros que están día a día acompañando a los alumnos en la escuela. La directora de esta increíble escuela es Silvana Dodero, que junto a su maestra de huerta, Daniela Pérez Mendez,  genera  entusiasmo entre los alumnos por la huerta y cómo trabajarla.

Se trata de una escuela que ya fue acompañada en otra ocasión, en la construcción de un cerco para su huerta y en esta oportunidad se los acompañó en la construcción de canteros de altura y tierra para ese espacio, además de agregar la construcción de un invernadero, en el que los niños y niñas pueden desarrollar actividades de huerta en un espacio cerrado, a resguardo de las temperaturas en invierno.

Agradecemos la predisposición de todas las docentes de la escuela que organizaron actividades en las aulas para los niños, que participaron al final de la actividad sumando el espantapájaros de la huerta e invitándonos a cantar con ellos.

Primer voluntariado en la Escuela Agrotécnica N° 1 de Hurlingham

El 21 de agosto se realizó un voluntariado en la Escuela N°1 de Hurlingham. En esta ocasión, el equipo de Huerta Niño estuvo conformado por Pablo Capuccio, Ignacio Ribero y Pablo Rouaux, en una actividad de la que también participaron 30 voluntarios por parte de la empresa Novartis. También acompañó las actividades el técnico del INTA Gonzalo Pares.

Esta escuela está ubicada en Zona Oeste, en Hurlingham. Ofrece desayuno, almuerzo y merienda a sus 80 alumnos todos los dìas. Su directora, Graciela Maglione, junto con el docente de huerta Santiago Boy y los demás docentes son personas muy comprometidos con el proyecto de huerta.

Su objetivo con este nuevo proyecto es lograr ampliar el espacio de huerta y el espacio productivo, aumentando la producción de verduras frescas para toda la comunidad de la institución.  Durante la jornada, se logró realizar una estructura para el invernadero y el cerco perimetral. Los alumnos de la escuela también participaron de actividades en la huerta.   

Agradecemos especialmente a Guillermina Navia y Luciana Ramallo de Iplik quienes trabajaron con mucho esfuerzo en la logística y en la vinculación entre los equipo.