fbpx

¡Las hojas y las semillas de las verduras pueden ser un gran complemento para nuestras comidas! Además, al consumirlas estamos cuidando el ambiente y evitando que se desperdicien alimentos, aprovechándolas mejor. Están llenas de nutrientes y en esta nota te contamos algunos de sus beneficios.

Zanahoria

Las hojas de zanahoria son nutritivas, ricas en proteínas, minerales y vitaminas. Contienen seis veces más vitamina C que la verdura en sí y, además, tienen vitamina K, de la que la raíz carece. Son también fuente de potasio y calcio. Pueden utilizarse en ensaladas crudas, mezcladas con otras hojas verdes o  como parte de caldos, guisos, buñuelos o sopas. 

Niños y zanahorias
Remolacha
Remolacha

Las hojas de la remolacha contienen proteínas, fósforo, zinc, fibra, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso, además de vitamina A, vitamina C, calcio y hierro.

Un dato interesante es que las hojas de esta planta contienen más hierro que las espinacas, una fuente nutricional muy importante. Estas hojas se pueden incluir en batidos, jugos o ensaladas.

Rabanito

Entre los beneficios que podemos encontrar al consumir sus hojas encontramos que las hojas de rábano son ricas en minerales, como el hierro y el fósforo, lo que refuerza al sistema inmunológico. También contienen otros minerales esenciales como la vitamina C, la vitamina A y la tiamina, que ayudan a combatir la fatiga. Se pueden consumir crudas en ensaladas, en general resultan un poco picantes al gusto pero, si los dejamos enfriar en la heladera, pierden esa propiedad.

Niños y rabanitos

Beneficios de las semillas en las comidas

También las semillas son muy beneficiosas cuando las agregamos en las comidas, y algunas buenas opciones son:

Girasol

Estas semillas contienen dos nutrientes que principalmente promueven la salud cardiovascular: la vitamina E y el ácido fólico. Por otro lado, son también una fuente importante de magnesio, un elemento esencial para mantener la fortaleza de los huesos y músculos y asegurar el buen funcionamiento del sistema nervioso. Se pueden incorporar fácilmente a las comidas añadiendoles a ensaladas o cambiando el pan tradicional por uno con semillas de girasol y sésamo, por ejemplo.

Semillas Girasol
Calabaza
Calabaza

Estas semillas están llenas de magnesio, lo que las convierte en un gran aliado para la salud del corazón.

Son muy consumidas tostadas, pero también pueden ser incorporadas en ensaladas, tartas o incluso junto con otros cereales para preparar granola casera.

Chía

Contienen propiedades saludables para reducir el colesterol alto, ya que contiene un alto contenido de omega-3 y omega-6.

También encontramos en ellas minerales como el calcio, el magnesio, así como altos contenidos de fibra (12 g por cada ración de 30 g de semillas).

Podés agregar semillas de chía en panes, galletas, y también en sopas, ensaladas y batidos.

Chía

Estas son algunas opciones para aprovechar las hojas y semillas de tus verduras y aprovechar todos sus beneficios.

¡Incorporá estas semillas y hojas en tus comidas!

Fuente: Consumer Report , Infobae, Infobae, Paulina Cocina, Aucal, Salud Y Bienestar