A finales del mes de mayo Felipe Lobert, Presidente y Fundador de Huerta Niño, viajó al sur de nuestro país por motivos personales. Allí aprovechó para visitar varias escuelas en la zona de Río Negro y Chubut. Sus testimonios fueron claros mensajes de optimismo: “La verdad es que aquí todas las huertas son un modelo”. Felipe nos hace un raconto breve de cada una de los proyectos que pudo visitar:

“En Ñorquincó, al sudeste de la provincia de Río Negro, el Hogar de primaria construyó un invernadero que es un lujo.

La Escuela Primaria 29  tiene una huerta con reciclado de botellas de vidrio manejada por una abuela mapuche y al mismo tiempo comenzó un invernadero.

Por otro lado el CEM (Centro de Educación Media) tiene un invernadero hecho con botellas PET recicladas.

En la región del río Manso, con una huerta plagada de frambuesas y aromáticas, encontré una de las mejores escuelas que haya visto con 21 familias motivadas para recomenzar una huerta en sus hogares.”

Luego de estas visitas, Juan Lapetini, Director Ejecutivo de Huerta Niño, se sumó en un viaje a las provincias de Neuquén y La Pampa. Los días se volvieron más fríos y lluviosos, pero los viajeros sorprendidos notaron que eso no era un impedimento para el éxito de los proyectos. En palabras de Juan:

“A pesar del viento, la lluvia y la nieve ¡las huertas están en pie y produciendo!”

 

Invernadero del Hogar Primaria Ñorquincó

Un invernadero muy verde!

 

Invernadero CEM

Botellas PET que sirven de paredes para el invernadero

 

Neuquén 2

Felipe Lobert viendo el invernadero de Manzano Amargo

 

Neuquén

En la ruta a Las Ovejas

 

Neuquén3

Juan Lapetini junto a la directora de la Escuela de Las Ovejas