fbpx

Este fue un año lleno de grandes momentos, de muchos proyectos de huerta y muchas emociones.

Cumplir 20 años de trabajo es un gran logro, uno que sólo fue posible gracias a muchas personas que fueron y son parte del trabajo que Huerta Niño hace todos los días.

Hoy celebramos por más de 620 proyectos de huerta e invernaderos activos en todo el país, pero todo empezó en la provincia de Chaco.

Fue durante ese primer viaje de Felipe Lobert, fundador de Huerta Niño, en 1969 que surgió la primera semilla de lo que después se iba a convertir en el trabajo de dos décadas de la Fundación: el deseo de acompañar a las escuelas en la construcción de proyectos de huerta, para que los niños accedieran a una mejor alimentación, más sana y completa

La continuidad es un logro en sí mismo y algo que buscamos replicar con cada proyecto: porque nuestro trabajo no termina con la construcción de cada huerta, si no que es importante poder seguir acompañando a las escuelas, siendo parte de la evolución de cada espacio de huerta. 

El primer proyecto, construido en 1999, en la escuela Nº646 de Machagai, Chaco, es un ejemplo de continuidad. Porque, a pesar del paso del tiempo, las nuevas autoridades y las familias mantuvieron activo ese proyecto de huerta.  

Por eso, en este año de celebración, no podía faltar la visita de Felipe, junto a Bárbara Kuss, directora de Huerta Niño, a la escuela que tuvo el primer proyecto de huerta. E igual que hace 20 años, esa huerta sigue siendo acompañando a cada generación de niños y niñas, mejorando su alimentación.

En un evento muy emotivo, Felipe pudo visitar a la escuela una vez más, para celebrar junto a los docentes y familias de la comunidad, muchos de los que hace 20 años, eran los niños y niñas que fueron parte del inicio del proyecto de huerta y hoy llevan a sus hijos a la misma escuela.

En el viaje, también lo acompañó Claudia Laub, parte del Consejo de Fundación Huerta Niño, que lo acompañó en el primer viaje a la escuela en 1969.

La comunidad los recibió con una gran celebración, en la que compartieron el almuerzo y celebraron por el primer proyecto de huerta. La escuela, las familias y docentes de la escuela recibieron a los docentes y técnicos que hace 20 años fueron parte del primer proyecto de huerta junto a Felipe.

Hace pocos días, además, se visitó nuevamente la escuela N°646 de Chaco. En esta oportunidad, intercambiamos dos de las palas intervenidas por artistas, por dos palas pintadas por los alumnos de la escuela. Las dos palas ya se encuentran en nuestra sede, como recuerdo de este año tan especial y del 20 aniversario.