fbpx

Mayo fue un mes con muchos proyectos de huerta, a lo largo del país. Para terminar el mes, la comunidad de la escuela Nº943 de Longchamps, en Provincia de Buenos Aires, recibió a Huerta Niño y a un equipo de voluntarios de Fundación Telefónica para construir su espacio de huerta.

El compromiso y la voluntad de madres, padres y docentes de la escuela marcó la diferencia, impulsando la construcción durante toda la jornada, para completar el cerco perimetral y cuatro canteros, completando la actividad con un trasplante de plantines de hortalizas.

Pablo Capuccio coordinó la actividad, acompañado por Fiorella Constantino, como parte del equipo de Fundación Huerta Niño.

¡Gracias a su inmenso esfuerzo, la escuela tiene el proyecto preparado para comenzar a cultivar verduras para el comedor escolar!

Pocos días después, otro proyecto se completaba: esta vez, en Corrientes, en la localidad de Puerto Gonzalez.

Un equipo de Huerta Niño ya había visitado a Sonia Tabares, la directora de la escuela Nº783, en un viaje de relevamiento a la provincia de Corrientes, durante el mes de marzo de 2019.

A pesar de las dificultades para llegar hasta la escuela en esa oportunidad por las fuertes lluvias, Sonia demostró un gran interés y compromiso en tener un proyecto de huerta para la escuela desde el principio.

Le contó al equipo de Huerta Niño sobre la importancia de tener un espacio de huerta para la escuela y sobre las actividades que ya realizaban junto a los padres de los alumnos, que desarrollaron sus propias huertas en sus casas, para que los niños y niñas pudieran tener la experiencia de sembrar y cosechar, aprendiendo ciencias naturales por medio de esas huertas domésticas. 

El 8 de junio la escuela Nº783 estuvo preparada desde temprano para el inicio de la construcción del cerco perimetral para su huerta.

Esta vez, la jornada empezó con algunos inconvenientes porque hubo fuertes tormentas antes de la actividad, lo que dificultó llegar hasta la escuela.

Sin embargo, eso no detuvo a la comunidad y a los voluntarios de Banco Patagonia que completaron la construcción con el acompañamiento de Mariano Contreras, de parte de Huerta Niño, quien coordinó la jornada.

Emanuel Musante, técnico del INTA, también acompañó la actividad realizando el trasplante de plantines junto a los alumnos de la escuela y los hijos de algunos voluntarios que también asistieron.

Fue una jornada con mucha participación y hoy la escuela tiene su proyecto listo para comenzar a sembrar, cosechar y ser un aula a cielo abierto para los alumnos.