fbpx

Este nuevo escenario nos llevó a repensar nuestro trabajo y la manera de acompañar a las comunidades. Este año en el que las escuelas permanecieron mucho tiempo cerradas, nos hizo tener que pensar en nuevas maneras de acercar los conocimientos a los niños y, especialmente, que pudieran seguir teniendo las cosechas y los alimentos sanos, incluso fuera de la escuela.

En las escuelas, como centralizadores de la comunidad, hubo un notable incremento en la demanda de semillas y capacitación hortícola. Las familias, que gradualmente adherían al programa de huerta familiar, hoy de forma masiva solicitan capacitación y acompañamiento.

Y en este contexto, es que empezamos a desarrollar nuevas propuestas y herramientas, para adaptarnos a las necesidades de las comunidades.

Por eso, queremos contarles las distintas acciones que tomamos este año.

Adaptarnos al contexto COVID-19

Nuestro trabajo siempre se desarrolla en contacto con las comunidades, viajamos todos los años a visitar a las escuelas que acompañamos. Y este año, nos llevó a tener que fortalecer otras maneras de estar en contacto, tanto con las escuelas y las familias, como en nuestro mismo equipo. 

Trabajando a distancia, pudimos conformar equipos de trabajo para estar en contacto y seguir manteniendo nuestros Programas y nuestras actividades diarias.

Niña en la huerta

Este año nos llevó a fortalecer el vinculo a distancia y a repensar nuestros procesos de trabajo.

Diagnóstico junto a los docentes

Como contamos en otras oportunidades, esta fue una de nuestras principales herramientas de trabajo, para seguir en contacto con los y las docentes en todo el país. Para eso, una parte de nuestro equipo se encargó de realizar el seguimiento y acompañamiento a distancia de los equipos docentes y familias, realizando llamadas periódicas y contactos por mail. 

Y así, le dimos forma a nuestro nuevo Programa, complementario al Programa “Mi Huerta” de huertas escolares: Programa de Huertas Familiares.

Almácigos Guernica

Programa de Huerta Familiares

A partir de la experiencia este año, decidimos desarrollar un nuevo Programa, complementario de nuestro trabajo junto a las escuelas y sus proyectos, con el objetivo de que las familias también puedan desarrollar sus proyectos de huerta en casa.

Para este nuevo Programa, es fundamental el trabajo conjunto con los equipos de docentes y las familias, que nos comparten sus avances y, a su vez, nos comparten sus dudas y consultas.
.

Niños y Niñas

Es así que pudimos organizar jornadas de entrega de kits de semillas, plantines y bolsas de compost, para las escuelas N°907 y N°911 de San Vicente, como contamos acá y las consiguientes capacitaciones a cada comunidad educativa.

Tenemos planeado que estas sean las primeras experiencias de muchos más acompañamientos a las huertas familiares.

Talleres virtuales y solidarios

Además de brindar capacitaciones a los y las docentes de las escuelas, también desarrollamos Talleres, de modalidad virtual, para que no sólo las escuelas tengan su proyecto de huerta, sino que muchas más personas puedan tener su huerta o su compostera en casa.

Los Talleres son Solidarios, también, porque con cada compra de entradas, donamos un Taller similar para las escuelas y las familias.

Este año pudimos compartir Talleres de Huerta en Casa, Compost y Aromáticas con muchas personas, algunas que nos acompañan hace mucho tiempo como donantes y aliados, pero también con personas que nos conocen por primera vez.

Además, brindamos Charlas Gratuitas, abiertas a todo el público. Nos alegra mucho que tantas personas quieran compartir con nosotros lo que sabemos y que quieran tener su propia huerta o su compostera, para cuidar su alimentación y el medioambiente.

Plantín

Espacio Sustentable: Huerta Demostrativa

Desde este año empezamos a desarrollar un proyecto de huerta demostrativa, con el objetivo de que muchas más personas puedan ser parte de una huerta.

Esta Huerta Demostrativa nos va a permitir realizar jornadas y talleres para las comunidades escolares, las familias, los voluntarios y otras personas que estuvieran interesadas.

De esta manera, vamos a tener un espacio de huerta con el que desarrollar Talleres, que hoy se realizan solamente en modalidad virtual, acercando la experiencia de huerta y compartiendo conocimientos para tener una alimentación saludable.

Fue un año con muchos desafíos y muchos avances, nuevos Programas y proyectos. Y esperamos seguir impulsando muchos más proyectos de huerta, en escuelas y en casas de todo el país, para que todos podamos tener una alimentación más saludable.

¡Muchas gracias por acompañarnos!