Fortaleciendo vínculos: un nuevo viaje al noreste de Salta

Durante el mes de Junio viajamos al noreste salteño y tuvimos la oportunidad de participar por primera vez en el encuentro de “Escuelas de la Red de Maestros Agrónomos” en la localidad de Tartagal. Este evento es organizado anualmente por dicha red en conjunto con la Agencia de Extensión Rural del INTA local y, a lo largo del mismo y durante todo un día, más de diez escuelas del municipio de Aguaray y Tartagal con proyectos de huerta productivos orientados a mejorar la alimentación de las comunidades escolares y a concientizar sobre el cuidado del medio ambiente compartieron su experiencia.

Además de haber sido un espacio propicio para conocer sobre el trabajo que estas escuelas realizan y articulan, también lo fue para continuar difundiendo el trabajo de la Fundación y del Programa “Mi Huerta” en la zona, ya que algunas de las escuelas presentes ya formaban parte del programa y, las que no, pudieron conocer sobre la posibilidad y el procedimiento para presentar sus proyectos y solicitar acompañamiento para la mejora de sus proyectos a través del programa “Mi Huerta”.

 

Con la misión de seguir fortaleciendo nuestro trabajo en la zona, continuamos relevando escuelas en zonas muy rurales y particulares por cuatro días más. En total logramos visitar 24 escuelas: todas ellas en parajes muy diversos, ubicadas dentro de la selva de montaña o en el chaco salteño, e incluso muy cercanas algunas a la triple frontera con Bolivia, Paraguay y Brasil. En su mayoría, también, fueron escuelas donde los niños y niñas que asisten pertenecen a comunidades originarias guaraníes, wichí y chorote.

Visitar escuelas nuevas y trabajar difundiendo el trabajo de Huerta Niño es una parte importante de nuestros viajes. En esta ocasión pudimos hacerlo también en zonas ya visitadas anteriormente y en localidades nuevas como Salvador Mazza, Aguaray y Mosconi.

También es una parte importante de los viajes poder volver a visitar proyectos que fueron apoyados en años anteriores. En esta ocasión pudimos estar una vez más en las escuelas de la reserva de Acambuco, que fueron fueron beneficiadas y participan del programa desde el año pasado, así como en Santa Victoria Este, una zona que a principios de este año fue severamente afectada por inundaciones causadas por lluvias intensas y por el desborde del río Pilcomayo, que causó que varias comunidades tuvieran que ser evacuadas y, en algunos casos, incluso reubicadas de forma permanente. Este tipo de visitas son fundamentales para continuar aprendiendo sobre la cadencia y las características de cada lugar donde trabajamos y la gente que en ellos habita, y para reforzar el compromiso y el vínculo entre la fundación, las comunidades educativas y los equipos locales de Pro-Huerta.

Estos vínculos son los que permiten a Huerta Niño trabajar a partir de y en función del reconocimiento y la comprensión de la riqueza y la diversidad cultural que existe cada territorio, pudiendo evaluar en conjunto con todos los participantes diferentes estrategias para que el diseño de cada proyecto de huerta sea adecuado a las necesidades y a la cultura presente en cada escenario. En este sentido, continuamos resaltando la labor de los equipos directivos de cada escuela y, principalmente, del equipo de ProHuerta, quienes viaje a viaje brindan su apoyo técnico y comparten el conocimiento que poseen sobre cada territorio, una llave fundamental para que Huerta Niño pueda continuar trabajando con éxito en el noreste salteño.

 

Con este viaje culmina el primer semestre con grandes logros

 

Estos viajes son esenciales para conocer y dar continuidad a proyectos de huertas, que comparten un fin común: nutrir, educar y hacer comunidad.

Es por ello, que juntos celebramos nuestros:

Viajes realizados I Semestre

Visitamos un total de 162 escuelas visitadas. 

De las cuales 134 fueron en el interior del país y el resto en relevamientos realizados en Gran Buenos Aires.

Estos viajes son esenciales para conocer y dar continuidad a proyectos de huertas, que comparten un fin común: nutrir, educar y hacer comunidad.

Es por ello, que juntos celebramos nuestros:

Proyectos de huerta

Niños y niñas participantes