Viaje a Chubut y Buenos Aires

 

 

 

El pasado mes de junio Felipe Lobert,  Presidente y Fundador de FHN, emprendió un nuevo viaje de relevamiento por las provincias de Chubut y Buenos Aires. Una semana en donde visitó a 12 escuelas con necesidad de apoyo en la construcción de su proyecto de huertas. Algunas de ellas con las ganas inmensas de conocer el Programa Mi Huerta para ser partícipes; otras con proyectos de huerta que han llevado adelante durante el año y con la intención de hacerlo más sólido para que cumpla su objetivo principal:

Llevar su cosecha directo al comedor escolar para ayudar a que los niños tengan una mejor alimentación.

Como ejemplo del viaje bastan estas dos escuelas:

 

El viaje comenzó en la Ciudad de Trelew donde se visitaron dos escuelas. La primera una secundaria peri urbana con más de 500 alumnos. Es una escuela con grandes necesidades donde por testimonio de los mismos docentes los niños muchas veces llegan sin comer de su casa, siendo el comedor su principal plato de alimento. Esta escuela, ya comenzó el trabajo de la tierra con plantación de árboles y algunas macetas caseras en neumáticos.

La segunda es una escuela especial que cuenta con 50 alumnos quien ya cuenta con un proyecto de huerta y quieren extenderlo pero no cuentan con los recursos. Es una escuela muy involucrada en la tierra y con la ambición de ver la cosecha de su trabajo.

El relevamiento continúa

 

El viaje continuó con la visita a una escuela primaria en Playa Unión donde asisten alrededor de 450 niños y la cual requiere el apoyo para la construcción de un Invernadero.
“Realmente es increíble lo que han logrado desde la Fundación y admiro muchísimo su entusiasmo, trabajo y compromiso. Aquí en Bahía Blanca tienen las puertas abiertas de par en par siempre. Un gran abrazo a toda la gente de la Fundación”
Damián Belladona – Técnico agrónomo Voluntario de la zona.

 

 

Por último, se visitaron tres proyectos en Mar de Plata, dos en Miramar y dos escuelas muy grandes e importantes en la zona, pero muy carenciadas. Todas con necesidad de un proyecto de huerta, principalmente por la necesidad principal de dirigir la cosecha al comedor e impactar favorablemente en la alimentación de los niños.

 

También se visitó una Escuela Agraria que cuenta con dos proyectos de invernadero y quieren un proyecto más. La huerta alimenta actualmente a 170 alumnos.

Por estos proyectos con tanto compromiso desde su comienzo es que trabajamos arduamente con nuestros aliados para conseguir apoyarlos.

No sólo para hacer que más niños participen y se beneficien mejorando su alimentación, sino para que la escuela incorpore un aula a cielo abierto y pueda fomentar aprendizajes dentro en su currícula escolar.