Voluntariado Corporativo

Proyecto de huerta en Quilmes

En Fundación Huerta Niño construimos Huertas Comunitarias en escuelas rurales. Con el Voluntariado Corporativo favorecemos actividades que no son fáciles de resolver en la comunidad pero que trabajando en equipo junto a un grupo de voluntarios de las empresas donantes colaboramos en la construcción, ampliación o mejora del espacio de huerta de la escuela.

Por sobre todas las cosas les demostramos a esos niños que hay gente que los apoya, que no están solos y que tienen lo suficiente para mejorar su realidad. A partir de la empatía buscamos construir entre todos un espacio de siembra en donde a través de la coordinación de tareas vivenciamos juntos la transformación del espacio. Aunque lo más satisfactorio es que dejaremos sembradas “semillas” de ejemplo y motivación para los niños de la institución.

Las jornadas de Voluntariado Corporativo nos permiten vivenciar el proyecto Huerta Niño en comunidad. Cada escuela tiene su historia y la misma es contada en primera persona por sus docentes y alumnos a lo largo de una intensa jornada de trabajo. Cada voluntario tiene el espacio para aportar desde sus ganas y capacidades. Hay quienes llegan con toda la energía tomando picos, palas y azadas desde el minuto cero de la actividad para desafiar suelos arcillosos que pronto estarán cubiertos de semillas y vegetales. Otros desafían las alturas y se animan a la colocación del nylon para la cobertura de un invernadero.

 

antes
antes

El momento más impactante para los voluntarios es recordar el antes y el después de una acción.

Todo el esfuerzo de la jornada cobra sentido con un resultado exitoso para los niños.

Las tareas son variadas y todos se ofrecen para cumplir con el objetivo.

Limpiar el suelo de escombros, desmalezar los canteros, carpir la tierra, pintar los balcales, semillar, trasplantar plantines, preparar almacigueras, reciclar y comenzar con la abonera.

¡Sobra trabajo, sobran las ganas!

despues
despues

En cada actividad los voluntarios llegan dispuestos a dar todo de sí y terminan recibiendo mucho más. Se llevan nuevos conocimientos de huerta para comenzarla en casa, una experiencia enriquecedora que están dispuestos a repetir y el cariño de los niños y docentes siempre agradecidos por una comunidad presente y atenta a las necesidades de la institución.

Estamos Sembrando Juntos el Futuro

despues
despues
antes

ESTAMOS SEMBRANDO JUNTOS EL FUTURO