Proyecto de huerta en Villa Los Coihues, Bariloche

“¡Es la primera vez en 10 años de trabajo de docencia que escucho pedir más lechuga en lugar de más golosinas o torta!”

Jorgelina Mazzucco, Directora de la Escuela Jardín Anexo  Nº324 “Maestro Alfonso Tórtora”, Villa Los Coihues, Bariloche; comparte una reseña escrita por Guite Hoffman, docente, quien organizó el proyecto durante un año y medio. Hoy es Fernanda Blanquier, mamá de la escuela quien es la responsable de coordinarlo.

Desde la inauguración de la Escuela distintos Maestros y Directivos vislumbraron la importancia de verse como parte del entorno incluyendo en sus prácticas el trabajo con la tierra y el aprovechamiento de los frutos que el generoso entorno de Villa Los Coihues nos regala.

La realidad nos fue mostrando que para llevar la huerta al aula era necesario tener un espacio adecuado y un tallerista a cargo de todo el trabajo. Por eso en el año 2013 se aceptó la propuesta de la Universidad del Comahue para la construcción del invernadero cuyos materiales fueron aportados por la cooperadora de la Escuela, a partir del  trabajo de muchos.  Se concretó en el año 2014 con la ayuda de un grupo de padres que siempre respondieron con entusiasmo a las convocatorias de trabajo.

 

En ese mismo año, una familia de la escuela nos conectó con Huerta Niño quienes aportaron herramientas, materiales para el cerco, el riego por goteo y una jornada de voluntarios que agrandó la huerta al doble, niveló el terreno, lo cercó y construyó varios bancales altos  además de reparar el cerco existente.

¡Muchas Gracias Huerta Niño!

Para cerrar esta historia  una anécdota hermosa! Durante el 2014 las dos salas de Jardín del turno tarde sembraron, entre otras verduras, lechugas que regaron y  vieron crecer. En diciembre, la cosecha y degustación se hizo con una nueva maestra que estaba contenta  de poder compartir ese momento con nosotros. Cada niño cortaba un manojo de lechuga lo lavaba y lo ponía en una fuente. Cuando terminaron, sentamos a todos los niños en un gran tronco de ciprés e íbamos pasando la fuente y comiendo la ensalada con la mano. Cuando se terminó,  la maestra suplente quedó asombrada cuando los chicos empezaron a pedir: “¡Más lechuga, más lechuga, más lechuga!” y dijo: “-¡Es la primera vez en 10 años de trabajo que escucho pedir más lechuga en lugar de más golosinas o torta!”

 

Gracias por todo, en nombre de mi comunidad toda.  Jorgelina Mazzucco.

Si tu escuela requiere apoyo para su proyecto de huerta, que el/la director/a se comunique a

proyectos@mihuerta.org.ar