“Nuestra Huerta Morenitos en Acción”

La escuela Mariano Moreno en Oliva, Provincia de Córdoba, es una escuela primaria en la que  brindan desayuno y almuerzo a más de 90 niños que allí asisten.
Esta institución venía trabajando su propio proyecto de huerta llamado “Nuestra Huerta Morenitos en acción” que se llevaba adelante en un terreno prestado donde con algunos canteros han podido producir cosecha para trabajar pequeñas producciones y venderlas en la comunidad. Con esos fondos recaudados por la venta han comprado algunas herramientas para mantener y trabajar la tierra. No han faltado algunas dificultades por la falta de recursos y por los animales de la zona que dañan la huerta por la falta de protección o por el mal estado de las mismas.
Por todo esto la escuela llega a Fundación Huerta Niño solicitando apoyo para la construcción de un proyecto de huerta dentro de la escuela.

 

Desde el primer contacto el equipo docente hace notar la importancia de este proyecto institucional, donde alumnos y docentes muestran su entusiasmo en diferentes actividades a través de la experiencia que han tenido a lo largo del tiempo y por el impacto que ha logrado en tan corto tiempo. El proyecto ha mejorado la convivencia dentro de la escuela y ha despertado interés en los niños por el consumo de hortalizas, fomentando además que este aprendizaje se reproduzca en sus hogares.
Desde Huerta Niño, se logró apoyar la construcción de este nuevo proyecto, el cual tiene como objetivo principal que su cosecha sea destinada al comedor escolar donde Alexis, maestro de Huerta, nos cuenta que es una de las comidas más importantes para muchos de los niños ya que viven en una situación social muy compleja.

Alexis Benedettis, maestro de la escuela y Diana Gervasio, Responsable de Voluntariado de la Fundación Huerta Niño.

 

En el pasado mes de mayo, se realizó una jornada de trabajo con un grupo de voluntarios de la empresa donante para ayudar a la construcción del cerco de la huerta y el armado de canteros.

 

 

Fue un día lleno de entusiasmo donde la escuela, voluntarios y niños fueron participes de la transformación de un terreno a un proyecto de huerta para la escuela, el cual los ayudará a seguir trabajando por mejorar la alimentación de los niños que allí asisten.