Los niños, nuestra mayor inspiración

Queremos hacer un recorrido a las raíces de nuestra misión, compartiéndoles la historia de nuestros inicios, las fuentes que nos impulsaron y nos inspiran a seguir creciendo por nuestro objetivo: mejorar la alimentación de miles de niños de nuestro país a través de la construcción de huertas escolares. ¡Acompañanos a recorrer este camino juntos!

 

Fundación Huerta Niño trabaja en forma solidaria en escuelas rurales en donde existan casos de desnutrición y malnutrición, construyendo huertas comunitarias con el fin de brindar una solución sustentable en el tiempo al hambre de los niños. Tomando la escuela como centro de aprendizaje y teniendo en cuenta que muchas veces funciona como espacio de contención, Huerta Niño construye una huerta y/o invernadero en escuelas rurales de zonas desfavorecidas, aportando todos los elementos (materiales, herramientas y capacitación a maestros, niños , padres y comunidad.)

El tomar conocimiento de la situación vivida por niños en edad escolar residentes en zonas rurales, quienes poseían un déficit  alimenticio, fue un disparador inmediato para intentar una solución definitiva. En el año 1999 se tomó la decisión de encontrar un plan de trabajo que garantice una alimentación rica en minerales y vitaminas para que los niños tengan en su nutrición las herramientas para un desarrollo personal, que les permita adquirir conocimiento en su etapa educativa. Las Huertas escolares se transformaron en una solución aplicable, siendo en sí mismas una usina de alimento, formación y desarrollo. 

Con la producción de la huerta se complementa el comedor escolar que es el que aporta el alimento de los niños durante esta etapa de su vida. Considerando que los niños con deficiencias graves de nutrición, desde su nacimiento y hasta su adolescencia, tienen una predisposición mayor a las enfermedades y su capacidad de desarrollo se ve disminuida, la fundación intenta reducir los efectos de la desnutrición y la malnutrición infantil.

Hoy, Fundación Huerta Niño lleva más de 350 proyectos activos en todo el territorio beneficiando a más de 30.000 niños de la Argentina.