Fundación Huerta Niño como referente de la Educación Rural

Fundación Huerta Niño lleva adelante su misión sobre 3 ejes primordiales: El nutricional, el comunitario y el educativo. Queremos compartir junto a ustedes dos grandes novedades:

  • Nuestro programa Mi Huerta fue declarado como interés educativo a nivel Nacional por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

 

  • Participamos en el 1º encuentro público-privado por la educación rural y agropecuaria como una de las organizaciones referentes que llevan a cabo su misión en espacios educativos rurales. 

 

Nuestro programa Mi Huerta fue declarado como interés educativo a nivel Nacional por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación. El programa “Mi Huerta”, tiene como objetivo de combatir la desnutrición y malnutrición infantil de zonas rurales desfavorecidas de nuestro país a través de la construcción de huertas comunitarias en escuelas rurales. A través de este Programa ha brindado apoyo y seguimiento para la construcción y funcionamiento de 350 huertas comunitarias en escuelas rurales, que beneficiaron a más de 30.000 estudiantes y sus comunidades en todo el país. Por otro lado, la propuesta permite articular el desarrollo de la huerta comunitaria con la currícula escolar, generando novedosas maneras de enseñar y nuevas instancias de aprendizaje para los estudiantes.

Por este motivo, estuvimos presentes en el 1er Encuentro Nacional público-privado por la educación rural y agropecuaria (EduRural) como una de las organizaciones sociales referentes en el ámbito educativo rural. Junto a otras 34 organizaciones, el encuentro tuvo como objetivo “privilegiar a los docentes, directores y supervisores en su formación y capacitación; alentar y facilitar el trabajo en red entre instituciones educativas; y garantizar los recursos necesarios a todas las escuelas”.

Nuestra presencia fue posible, ya que el programa “Mi Huerta”, no sólo trabaja con la misión de aliviar la malnutrición infantil, sino que la construcción de una huerta tiene, además, fines educativos. La  huerta logra atravesar la currícula escolar y tiene un rol activo en las asignaturas escolares, al utilizarse como elemento y complemento para el aprendizaje y el conocimiento. De esta forma, la huerta se adentra en el aprendizaje diario no sólo como un nuevo conocimiento extra-programático sino que, muchos de sus recursos son ejemplificadores y funcionan como sostén y apoyo para el desarrollar el conocimiento de las disciplinas regulares.

Si tenes interés en conocer más sobre el trabajo de la Fundación Huerta Niño o tu empresa tiene interés en ser parte de un proyecto de huertas contactanos a info@mihuerta.org.ar o llamanos al 011 43931016